Por iniciativa de la representante a la cámara, Olga Lucía Velásquez, las localidades Mártires, Candelaria y Santafé se comprometieron a trabajar en conjunto por la transformación del centro de la capital del país; mediante políticas públicas que involucren las tres localidades en las que a diario frecuentan miles de bogotanos.

La representante liberal Olga Lucía Velásquez, ha formulado importantes requerimientos a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres – UNGRD, así como a las demás entidades que tienen injerencia en la formulación de políticas orientadas a promover la adaptación a los efectos del cambio climático, la resiliencia y un desarrollo con bajas emisiones.

La Representante a la Cámara por el partido Liberal, Olga lucía Velásquez, lideró el foro “Afectación de las violencias en las Mujeres” realizado el pasado 13 de Mayo en el Congreso de la República, donde se evidenció una preocupante realidad en Bogotá, la capital del país concentra el mayor número de violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes.

Así reseñó la publicación capitalina EL ESPECTADOR en su edición digital del 20 de agosto de 2015, a propósito del debate de control político sobre la salud en Colombia, que contó con la presencia del Ministro de Salud, Alejandro Gaviria.

En Bogotá las cifras de acceso a la educación superior son preocupantes, tan sólo el 48% de los bachilleres logra ingresar a una carrera universitaria, la falta de oportunidades y la escasez de recursos afectan a jóvenes principalmente en las localidades de Usme, Ciudad Bolívar y Bosa.

Hablar del fenómeno del habitante de calle en Bogotá nos remite a la existencia de lugares abandonados, sucios, peligrosos y ocupados por personas que están inmersas en la drogadicción y delincuencia. Sin embargo olvidamos el verdadero debate de esta problemática social: la dignidad humana.

Cada año, miles de colombianos se ven en dificultades para pagar el impuesto predial. En algunos casos las facturas superan sus ingresos y la preocupación los lleva incluso a pensar en vender su casa para no perderla o adquirir créditos en los que terminan pagando más de lo que tenían que cancelar.