Los Fondos de empleados, un modelo para exportar

Últimas Noticias

Por: Olga Lucía Velásquez

Representante a la Cámara por Bogotá

La economía solidaria cumple un papel determinante en el desarrollo del país, es un modelo económico que está transformando positivamente a millones de colombianos en el mejoramiento de su calidad de vida. Sus principios y valores de solidaridad, ayuda mutua y el reconocimiento del otro para trabajar de la mano, lo convierte en un sector distinto que no tiene como objetivo obtener utilidades sino excedentes que se distribuyen entre sus asociados, lo que permite reducir las brechas de inequidad en el país.

Desde el Congreso, he venido trabajando de cerca con la Asociación Nacional de Fondos de Empleados (ANALFE) y defendido al sector de aquellos que pretenden de alguna forma debilitarlo con el único propósito de acabarlo. En diciembre de 2015 la comisión de expertos tributarios le recomendó al Gobierno Nacional quitar el régimen especial tributario a los fondos de empleados y así equipararlos con entidades comerciales, lo que afectaría su funcionamiento e iría en contra de su filosofía solidaria que favorece a más de un millón de afiliados y sus familias.

Nuestra defensa contra esta propuesta fue efectiva, el gobierno no incluyó en la Reforma Tributaria la recomendación de la comisión de expertos gracias a la unión y el trabajo en equipo, porque logramos exponer que se pretendía que los fondos de empelados pagaran doble tributación, adicionalmente incluimos en el proyecto que fueran declarantes, pero no contribuyentes, lo que permitió un proceso de fortalecimiento del sector en materia normativa.

Teníamos que actuar, dar a conocer los beneficios que ofrece la economía solidaria y lo que hace el sector solidario por las familias colombianas. Los fondos de empelados colombianos son un modelo único en el mundo, y por eso debemos trabajar en su protección y promoción para exportarlo a otros países, porque esto sin duda es un ejemplo de cómo lo trabajadores y sus familias han venido ganando espacios para mejorar su calidad de vida al interior de las empresas.

Hoy no podemos cantar victoria, las amenazas continuarán si no logramos estructurar un sistema que se convierta en una alternativa no solo para pequeñas comunidades, sino para todo el país. Estoy convencida de que la economía solidaria es la economía del futuro porque desarrolla el bienestar de los seres humanos y de eso se trata la sostenibilidad del entorno; de usar los recursos para mejorar la calidad de vida, para dar nuevas oportunidades, para resolver las necesidades básicas de la gente, ya que la acumulación de riqueza que se ha venido dando en los últimos años ha ampliado la brecha de la desigualdad. En cambio, el modelo de economía solidaria lo que hace es incorporar, incluir y atraer a más personas en los circuitos económicos generando mayor apropiación y oportunidades para todos.

La invitación es a seguir trabajando por el sector fondista y la defensa del sector solidario, debemos consolidar entre todos el modelo solidario como el sistema económico del país.

Aprovecho para felicitar a ANALFE, quien recibió la condecoración Orden al Mérito de la Democracia “SIMÓN BOLÍVAR” otorgada por el Congreso de la República por la gran labor que ha realizado para fortalecer, promover y defender a los fondos de empleados.

 

COMENTARIO (1)

  1. Eugenia vanegas castro
    5 julio, 2017

    Excelente articulo..gracias por toda la gestion ; a favor de nuestro lindo sector. Saludos cordiales

Escribir un comentario

Your email address will not be published.