En Bogotá las cifras de acceso a la educación superior son preocupantes, tan sólo el 48% de los bachilleres logra ingresar a una carrera universitaria, la falta de oportunidades y la escasez de recursos afectan a jóvenes principalmente en las localidades de Usme, Ciudad Bolívar y Bosa.